Seguridad y tránsito
Los patrullajes policiales navideños
Autor:
En diciembre aumenta la actividad comercial y se alborotan las actividades sociales nocturnas, lo que provoca un mayor número de detenciones. La Policía Nacional Civil (PNC) también aumenta sus patrullajes de seguridad. Es también buen momento para la precaución y para verificar que tu licencia de conducir y la tarjeta e impuesto de circulación de tu vehículo estén vigentes. En Fáctica te contamos cómo funcionan los patrullajes policiales y a las multas a que te expones si no cumples con la ley.

Amílcar Montejo, vocero de la Policía Municipal de Tránsito (PMT) explica que durante diciembre no aumentarán el número de puestos de registro porque a partir del 1 de julio de 2019, iniciaron operativos permanentes. “El proyecto del alcalde Ricardo Quiñónez es tener operativos de control de velocidad, de alcoholemia y de uso del teléfono con las manos mientras conducen durante todo el año”, explica.

Y, aunque la PMT no aumentará el número de retenes policiales, según Montejo, sí está probado que en diciembre aumenta el número de detenidos por conducir en estado de ebriedad. “En otros meses el promedio de conductores detenidos por ebriedad es de ocho. En diciembre suele haber un punto máximo de entre 15 y 20”, explica.

La Ley de Tránsito estipula en su artículo 43 que cuando el conductor se encuentra ebrio o bajo efectos de drogas, estupefacientes o similares, la autoridad de tránsito conducirá a la oficina de la Policía Nacional Civil (PNC) al conductor, vehículo y licencia, para luego ser trasladado a un juzgado o Torre de Tribunales.

[Podría interesarte: “¿La Policía me puede detener por no llevar licencia de conducir en Guatemala?”]

“Si la persona está controlada el agente puede llamar a un familiar para que le ayude. Pero si actúa con violencia o porta un arma de fuego sin licencia se lleva a Tribunales y el juez le impone multa”, expresa Montejo.

Oswaldo Samayoa, abogado experto en derecho penal explica que quien conduce en estado de ebriedad incurre en delito de responsabilidad de conductores, lo cual puede ser penado por un juez, según el artículo 157 del Código Penal, entre Q5 mil y Q25 mil, además de cancelar su licencia de conducir. El mismo artículo indica que si existe lesión a personas o daños, se puede imponer una pena de tres a cinco años de prisión.

Pablo Castillo, vocero de la PNC explica que existen diferentes tipos de retenes policiales. “Porque existe una emergencia de persecución, por ser parte de una investigación o porque aumenta la actividad económica. Se colocan en puntos estratégicos del país y siempre debe haber agentes uniformados o con chaleco”. Para este fin de año, Castillo explica que estarán trabajando 42,800 policías.

[Quizás te interese leer “La comisaría con techos de cristal”, sobre la situación de las policías mujeres]

El 12 de diciembre iniciará el Plan Navideño de Seguridad que consistirá en el aumento de patrullajes policiales en plazas de venta, mercados, alrededores de agencias bancarias y principales carreteras donde habrá registros a vehículos, motocicletas, transporte público urbano y extraurbano.

Con el inicio del mes también arrancó el Plan Pinabete para evitar la venta ilícita de este tipo de árboles y el Plan Belén que verifica el cumplimiento de normas respecto a la manipulación y venta de pirotecnia.

“Ningún guatemalteco puede justificar ignorancia de la ley, por eso no hacemos recomendaciones de tránsito”, asegura Castillo, al señalar que toda persona con permiso para conducir debe conocer la Ley de Tránsito.

Montejo y Castillo coinciden en que lo usual es que las autoridades soliciten la licencia de conducir, la tarjeta de circulación del vehículo y verifiquen las placas de circulación. Según la ley, la multa por no portar licencia es de Q200, si está vencida es de Q300 y si no la ha tramitado son Q400. “Si las placas tienen dobleces, están cubiertas o tienen objetos polarizados encima, se impone multa de Q500. Y también hay multa de Q.200 por llevar alguna luz dañada”, agrega Montejo.

Otras razones por las que se puede imponer una multa en un retén policial son: por conducir utilizando el teléfono con las manos o auriculares (Q100), por no portar cinturón de seguridad (Q200), por circular con vehículo sin escape (Q300), por circular sin casco en el caso de conductores de motocicletas (Q500), o por negarse a recibir la boleta de aviso, pago o citación (Q200).

Montejo afirma que entre las faltas más comunes están el “pasarse los semáforos en rojo, abusar de la velocidad (ambas captadas por cámaras de seguridad) y conducir en estado de ebriedad”. Las multas ingresan al sistema durante las 24 horas posteriores a la emisión de la multa, y si ésta es impuesta en un retén policial, se le entregará un recibo al conductor o conductora.

Sobre el destino del dinero recaudado a través de estas sanciones, el artículo 45 de la Ley de Tránsito indica que se “destinará exclusivamente para el diseño, mantenimiento y mejoramiento de las actividades de tránsito, incluyendo obras de infraestructura vial”.

[Más sobre el tránsito vehicular en Guatemala: “Cualquier persona puede grabar a un policía. Sea para documentar o para denunciar”]

TE PUEDE INTERESAR

Subir
La realidad
de maneras diversas,
directo a tu buzón.

 

La realidad
de maneras diversas,
directo a tu buzón.