Falso // J. L. Benito: “Tuvimos unas lluvias que se salieron… de lo normal”
Autor:
El ministro de Comunicaciones, José Luis Benito, dijo el pasado 31 de octubre a Emisoras Unidas que el Libramiento de Chimaltenango no fue diseñado para lo que sucedió en este invierno, con lluvias “fuera de lo normal”. Una declaración falsa, dado que Guatemala ha tenido peores inviernos que este.

Durante el programa “Hora 15” de Emisoras Unidas, del 31 de octubre, el periodista José Eduardo Valdizán preguntó al ministro José Luis Benito, en referencia a los múltiples derrumbes sucedidos en el Libramiento de Chimaltenango, obra inaugurada este año y cuya contratación es investigada por el Ministerio Público: “¿Podemos calificar la obra de buena cuando viene el primer invierno y falla de esa forma?”, a lo que Benito respondió: “La obra no se diseñó para que pudieran suceder eventos como este, también hay que reconocer que tuvimos unas lluvias que se salieron de lo que esperábamos, de lo normal”.

Jorge Chinchilla, pronosticador del Instituto de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh), afirma que a pesar de que en este año han sucedido lluvias más fuertes que el año pasado, no ha sido el invierno más duro. “En los últimos 60 años, el año más lluvioso fue 2010”, explica. Año en que ocurrió la tormenta tropical Agatha.

David De León, vocero de la Coordinadora (Conred) confirma que este año ha tenido más lluvias que el 2018, pero no fuera de lo regular. “Las lluvias representan entre el 70 y 75 por ciento de las emergencias cada año. Para este año, las lluvias han causado el 80 por ciento, pero podría bajar en lo que queda el año”, asegura.

El porcentaje restante de emergencias, según De León, ocurre a causa de las movilizaciones de gente durante la Semana Santa, eventos socio organizativos como los procesos electorales y desastres a causa de volcanes.

Benito agregó, en la misma entrevista,  que este invierno “es uno de los inviernos más copiosos que han habido en muchos años”. Pero las cifras del Insivumeh y de Conred dicen lo contrario.

Según datos de la coordinadora, en los años 2008, 2010-2012 y 2014-2016, a la temporada de lluvias se sumaron tormentas tropicales y depresiones tropicales, que provocaron al menos el triple de emergencias que se han tenido este año.

El Insivumeh no cuenta con datos comparativos en cuanto a la acumulación de agua, pero Chinchilla explica que 2019 no se aleja de lo regular para un país tropical. Agrega que noviembre es época de transición, por lo que las lluvias disminuirán en sus últimos dos meses. “Se pronostican lluvias en el sur, norte y occidente, pero en menor medida”, asegura.

Respecto a los días de fuerte lluvia de hace aproximadamente un mes, De León explica que “hubo efectos indirectos de depresión tropical, pero cuando se formó ya estaba en territorio mexicano. Estamos en una ruta de huracanes, estos fenómenos suceden”, asegura De León.

Benito agregó en el programa de Valdizán que “la obra no fue diseñada para que pasara lo que sucedió en este invierno, y pues definitivamente nadie diseña una obra para tengamos eventos como este”. Y aunque este invierno sí fue copioso, según los expertos en el tema no puede catalogarse como excepcional.

[¿Extrañas recibir correspondencia? ¡Suscríbete a El Correo de Ocote! para hallar nuevas formas para ver y reflexionar sobre la realidad.]

TE PUEDE INTERESAR

Subir
La realidad
de maneras diversas,
directo a tu buzón.

La realidad
de maneras diversas,
directo a tu buzón.