#MitopediaFáctica
Conjurando al feminismo
Autor:
La “ideología de género” es una estrategia discursiva creada para deslegitimar al feminismo. Es una cruzada anti-género como explica Massimo Prearo (2017) cuyo fin es desacreditar un movimiento social, político y una propuesta teórico- política llamada feminismo con más de doscientos años de historia.

De manera tal que ideología de género y teoría de género o feminismo no son lo mismo. De hecho, son antípodas. Esta homologación es una verdad falsa. Para lograr sus fines se ha construido una narrativa dirigida a tergiversar sus postulados, a desinformar y satanizar llamando a defender, sin más, el modelo hegemónico de familia patriarcal y heterosexual donde a las mujeres se les resguarda “su lugar” como criadoras y cuidadoras.

Esta estrategia surgió en el Vaticano a mitad de la década de los noventa como una respuesta frente al avance de los derechos específicos de las mujeres debatidos en la Conferencia Internacional sobre la Población (Cairo, 1994) y la Conferencia Mundial sobre la Mujer (Beijing, 1995). Se configuró como un férreo enfrentamiento a los postulados feministas que niegan la existencia de una esencia o inmanencia y fundamentan la sujeción de las mujeres en el marco de estructuras sociales y económicas que derrocan los postulados biologicistas.

Un primer antecedente lo constituye la Carta a las Mujeres de Juan Pablo II, pero le sirvió de caja de resonancia la activa participación de académicas antifeministas del Opus Dei y de asociaciones católicas que elaboraron textos diversos para difundir la agenda regresiva de derechos de los sectores más conservadores. No fue sino hasta 1997 que se encontró el término como tal en el prefacio que Joseph Ratzinger (Papa Benedicto XVI) escribió en el libro de Michel Schooyans titulado El evangelio ante el desorden global (1997).

Su cruzada antiderechos se basa en cuatro postulados que reciclan en los distintos contextos: afirman que las feministas solo queremos el libre acceso a la anticoncepción y el aborto (con el concomitante apoyo de la ONU que es abortista); promover la homosexualidad y la educación sexual a niños y jóvenes para estimular la experimentación sexual; la abolición de los derechos de los padres a educar a sus hijos y desacreditar religiones que se oponen a este proyecto. Ni mas ni menos que un absoluto e irrespetuoso reduccionismo a más de cien años de producción intelectual y académica feminista.

El auge que cobró en los últimos años el discurso fundamentalista y antiderechos en América latina se debió a la difusión movimientos como Hazte Oír y CitizenGo que desde España han propiciado iniciativas como el bus naranja que visitó las principales capitales del continente con posiciones muy radicales contra la población homosexual, el matrimonio igualitario, el aborto y el estado laico.

Por lo tanto, esta propuesta sexista, homofóbica y antiderechos ha sabido posicionarse exacerbando los “valores” religiosos y volviendo digerible un discurso que claramente violenta los derechos de las personas y atenta contra el respeto y la equidad que se pretende construir. Lo más grave aún es que esta agenda política ha movido enormes electorados dispuestos a entregar su representatividad a personajes de extrema derecha, que reivindican el neofascismo, los nacionalismos, el racismo y diversas expresiones que atentan contra la humanidad.

Para ahondar en la genealogía del concepto puede remitirse a Matero Sillero, Sara (s/f) La “ideología de género”. ¿Sólo una alusión despectiva? En mujeres en Red.  o a “La cruzada anti género: manifestaciones del Vaticano para todos” de Massimo Prearo cuya introducción puede leer aquí.
Si quiere contrastar y leer de primera fuente las posiciones eclesiales diríjase a catholic.net.

•Silvia Trujillo es uruguaya, vive en Guatemala desde principios de siglo. Graduada en sociología por la Universidad de Buenos Aires y una maestría sobre derechos de las mujeres en la Universidad de San Carlos de Guatemala. Es investigadora social y docente en la Universidad Rafael Landívar.

TE PUEDE INTERESAR

Subir
La realidad
de maneras diversas,
directo a tu buzón.

La realidad
de maneras diversas,
directo a tu buzón.