‭El sueño de Manuela / Cecile Baquery-Moreno, Daniela Cytryn
Autor:
La literatura es un espacio de encuentro y descubrimiento. Una escritora francesa, una ilustradora brasileña, una madre y una hija lectoras y guatemaltecas, leyendo la historia de Manuela, una niña maya que nos coloca la vida y sus contradicciones frente a los ojos. Anita y Julia, las lectoras, nos dejan ver cómo abrir estas páginas es seguir encontrando maneras de imaginarnos y entendernos. El sueño de Manuela, fue publicado por Sophos este 2019.

Julia es una lectora empedernida que todavía no sabe leer. Tiene cuatro años pero cuando se acurruca en mi pecho a la hora de dormir, la recibo en mi abrazo y siento como si recién hubiera nacido. Envueltas en un capullo de almohadas y ya con el sueño en la boca nos entregamos al arrullo de las páginas de un libro, El sueño de Manuela, de Cecile Baquery y Daniela Cytryn, publicado por Sophos.

Manuela es una niña que vive rodeada de cafetales, huertos verdes y pequeños animales salvajes en la aldea Tucaché del altiplano de Guatemala. Trabaja en el campo para ayudar a su mamá quien mantiene el hogar desde que su padre enfermó. Manuela es, ante la vida, una soñadora; tiene una relación mística con el quetzal, ave que se le manifiesta en sueños como mensajero de su anhelo más profundo: ir a la escuela.

A lo largo de la historia, Manuela examina cada símbolo susurrado por el quetzal. En la oscuridad de sus ojos cerrados descifra la forma de su realidad y dejar nacer cálidas ideas.

Cuando la vida se torna complicada y se ve obligada a dejar la aldea para trabajar en la ciudad, atiende entonces a la voz del ave recurrente. Los mensajes ahora ya no le parecen tan extraños, confía y se abre con más claridad a la voz de sus sueños. Así, entra en contacto con personajes que la inspirarán para continuar en la búsqueda del conocimiento.

Las ilustraciones que acompañan la historia son obras de Daniela Cytryn quien nos sumerge en vibrantes colores y contrastes delineando escenas reconocibles al mismo tiempo que lugares surreales donde el quetzal tiene un papel protagónico abarcando casi por completo el espacio. Julia interrumpe cada fin de página para preguntar: – ¿por qué el quetzal toca el pelo de Manuela? Y ¿Al quetzal se le pueden caer las plumas si está triste? – La historia es un estímulo para imaginar.

Hay una distancia en El sueño de Manuela, una prudencia en el acercamiento. La vemos desde lejos como testigos de un diario de sueños. – ¿Por qué en Tucaché los niños van descalzos? ¿Por qué está tan asustada Manuela? ¿Extraña a su mamá? – La ingenuidad en muchas de estas preguntas apuntan a una historia paralela que en la realidad se nos presenta ya con toda naturalidad. La historia de Manuela es la historia de miles de niñas guatemaltecas.

Aunque Julia y Manuela quizás habiten mundos opuestos, este libro es una puerta entre ellos. La invitación está planteada para atravesarla desde la intimidad de los sueños compartidos.

TE PUEDE INTERESAR